Provisiones de Agua y Alimentos para Casos de Emergencia

Lo que debe saber: provisiones de agua y alimentos para casos de emergencia

Si un desastre natural o causado por el hombre afectara su comunidad, probablemente se quedaría sin agua, alimentos y electricidad por un tiempo. Tome medidas ahora para almacenar provisiones de emergencia de alimentos y agua para ayudar a minimizar el efecto que un desastre de este tipo podría tener en su familia.

Provisiones de agua

En casos de emergencia, es de primera prioridad contar con agua limpiaque sirva para beber, preparar alimentos y para la higiene.

  • Almacene al menos un galón (aprox. 4 litros) de agua por persona y por mascota por día.
  • Almacene, como mínimo, una provisión de agua para tres días para cada miembro de la familia.

Durante una emergencia, beba por lo menos dos cuartos (aprox. 2 litros) de agua al día. Si hace calor o hay personas enfermas, embarazadas o niños, se recomienda beber de 3 a 4 cuartos (aprox. entre 3 y 4 litros) de agua al día. Si no le alcanza el agua, nunca la racione para que le dure más. Beba el agua que necesite hoy y busque más mañana.

Cómo y dónde almacenar el agua

  • En un sitio fresco y oscuro de su vivienda, en cada vehículo y en el lugar de trabajo.
  • Es preferible guardar el agua en envases sellados de fábrica, de los que se compran en el supermercado.
  • Otra opción es guardar el agua en envases para ese propósito, fabricados para guardar alimentos, que pueden comprarse en tiendas deportivas, de suministros militares para el público en general y en otro tipo de tienda. Estos envases deben lavarse, desinfectarse y enjuagarse con mucho cuidado. Si el agua que guarda en los envases es agua corriente del grifo, tal vez necesite algún tipo de tratamiento antes de almacenarla. Llame al servicio de salud pública o a la compañía de suministro de agua, pregunte si debe tratar el agua y averigüe cómo hacerlo; siga las instrucciones indicadas antes de guardarla.

Lo que NO debe hacer

  • Usar agua comprada en el supermercado cuya fecha de vencimiento o de “recomendación de uso” haya pasado
  • Emplear envases cuyas tapas no cierren bien
  • Guardar el agua en envases que puedan romperse, tales como botellas de vidrio
  • Usar envases en los cuales se haya guardado cualquier sustancia tóxica
  • Poner agua en botellas de plástico o cartones para la leche (son difíciles de lavar y se deterioran con el tiempo)

Lo que debe hacer

  • Cambiar el agua almacenada cada seis meses

Alternar las fuentes de agua de emergencia dentro y fuera de la casa

Dentro de la casa

Si el desastre lo toma desprevenido, sin provisiones de agua, puede utilizar el agua de:

  • el tanque de agua caliente,
  • los tubos y los grifos, y
  • los cubitos de hielo.

Para utilizar el agua del tanque de agua caliente, asegúrese primero de desconectar el suministro de electricidad o de gas, luego abra la válvula de drenaje que está en la parte inferior del tanque. Para que corra el agua, cierre la válvula de ingreso del agua al tanque y abra un grifo del agua caliente. Llene nuevamente el tanque antes de reconectar el suministro de electricidad o de gas. Si cierra la válvula de paso del gas, solamente un profesional puede abrirla de nuevo.

Para utilizar el agua que hay en las tuberías, identifique y abra primero el grifo que esté al nivel más alto en su casa, de manera que entre aire a la tubería. Podrá sacar agua del grifo que esté al nivel más bajo.

Fuera de la casa

Si tiene que buscar agua fuera de la casa, intente encontrarla en los siguientes lugares—

  • Agua de lluvia
  • Corrientes, ríos y otros cursos de agua
  • Lagos y estanques
  • Manantiales

El agua de estas fuentes debe tratarse para hacerla potable. Nunca beba el agua de las inundaciones. Evite el agua con sustancias flotantes, olor o un color oscuro. Destile las aguas de origen salado antes de utilizarlas.

Provisiones de alimentos

Durante un desastre y después del mismo, es vital que usted, quienes viven en su casa y sus mascotas coman lo suficiente para mantenerse fuertes.

  • Almacene alimentos que comen de manera habitual. Los mejores son los alimentos que no necesitan refrigeración, preparación o cocción. Incluya suplementos de vitaminas, minerales y proteínas para asegurar una nutrición adecuada.
  • Tenga suficientes alimentos para dos semanas. Es preferible que sobren y no que le falten.
  • Las personas con dietas especiales y alergias, los bebés y los niños de corta edad, las personas mayores y las personas enfermas necesitan atención especial. Las madres que estén amamantando probablemente necesiten guardar leche en polvo (fórmula) en caso de que no puedan amamantar. Los alimentos dietéticos enlatados así como los jugos y las sopas en lata podrían ser de utilidad para las personas enfermas y de edad avanzada.
  • Asegúrese de tener un abrelatas manual y utensilios desechables.

Durante el desastre y después del mismo, consuma por lo menos una comida equilibrada al día, o más si está trabajando mucho. Si se limita la actividad, las personas sanas pueden sobrevivir por un período largo comiendo la mitad de lo que suelen comer habitualmente, y sobrevivir por varios días sin comer nada.  Los alimentos, a diferencia del agua, pueden ser racionados sin problema, salvo en el caso de los niños y las mujeres embarazadas.

En una emergencia, se puede cocinar en la chimenea, afuera en la parrilla o en una cocina portátil. Para calentar la comida, utilice solamente aparatos aprobados, tales como calentadores a vela, platos o bandejas calentadoras y ollas para fondue. Si usted calienta la comida en la lata, asegúrese de abrirla primero y quitarle la etiqueta. Nunca deje una llama desatendida.

Cómo y dónde almacenar los alimentos

  • Guarde los alimentos en un sitio fresco y seco, lejos del sol, si es posible.
  • Envuelva los alimentos perecederos, tales como galletas y bizcochos, en bolsas de plástico y guárdelos en envases que cierren bien.
  • Use envases con tapa de rosca o latas herméticas para guardar el azúcar, las nueces y las frutas secas que estén en paquetes abiertos para mantenerlos frescos y para que no se echen a perder.

Lo que NO debe hacer

  • Guardar alimentos en latas que se hayan hinchado, golpeado u oxidado.
  • Consumir alimentos grasosos, con alto contenido de proteína o salados cuando no hay mucha agua (porque aumentan la sed).

Lo que debe hacer

  • Mantenga las manos limpias. Ésta es una buena manera de evitar enfermarse. Si no tiene agua corriente ni jabón, límpiese las manos con una loción a base de alcohol o con toallas húmedas.
  • Inspeccione los alimentos antes de comerlos para asegurarse de que no se hayan echado a perder. Deseche alimentos perecederos, tales como carne y pollo, que hayan estado a temperatura ambiente por más de dos horas.
  • Reemplace los alimentos almacenados con regularidadpor alimentos nuevos. Observe la fecha de vencimiento en los envases.
  • Consuma galletas sin sal, cereales integrales y alimentos enlatados con alto contenido de líquido si las provisiones de agua son limitadas.
  • Si se va la luz, coma primero la comida que tiene en el refrigerador, luego la que tiene en el congelador y por último los alimentos almacenados. Por lo general, en un congelador con buen aislamiento, los alimentos siguen teniendo cristales de hielo en el centro (lo que significa que todavía puede comerse) por lo menos durante dos días.

Para obtener más información, comuníquese con:

  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), (www.bt.cdc.gov)
  • La oficina local de la Cruz Roja Americana, (www.redcross.org)
  • Departamentos de salud estatales y locales
  • Organismos locales de atención de emergencias
  • Línea Directa de Respuesta al Público de los CDC

________________________________ *agua limpia Sepa dónde está la válvula de suministro de agua en su casa. Si oye hablar de una ruptura de las líneas de agua potable o aguas residuales, o si las autoridades locales le piden que cierre las llaves de paso del agua de su casa, hágalo para evitar que ingrese el agua contaminada.

________________________________ *Lave, desinféctelos, enjuáguelos (1) Lave los envases con agua y detergente para lavar platos y enjuáguelos con agua; (2) desinféctelos con una solución de 1 cucharadita de cloro doméstico por cada litro de agua y (3) enjuáguelosbien con agua limpia antes de su uso.

volver arriba

________________________________ *Reemplace los alimentos almacenados con regularidad Tiempo recomendado de almacenamiento de los alimentos

Guarde lo siguiente por seis o menos meses

  • Puré de papas instantáneo
  • Fruta seca
  • Galletas secas y crujientes
  • Leche en polvo

Guarde lo siguiente por un año o menos

  • Sopas de carne y vegetales en lata
  • Frutas enlatadas, jugos de frutas y vegetales enlatados
  • Caramelos y nueces enlatadas
  • Mermeladas
  • Mantequilla de maní
  • Cereales listos para comer y cereales instantáneos
  • Vitaminas

Los siguientes productos pueden durar indefinidamente si se guardan en envases y condiciones adecuadas:

  • Polvo para hornear
  • Cubitos o polvo para caldos
  • Maíz seco
  • Pasta seca
  • Café, té y chocolate instantáneos
  • Sodas
  • Aceites vegetales
  • Sal
  • Granos de soja
  • Trigo (para la preparación del pan)
  • Arroz blanco

________________________________ Formas de reducir el peligro del agua que no es potable*

* Estas instrucciones no son para el tratamiento del agua para almacenar, sino para las emergencias, cuando no tenga ningún otro tipo de agua disponible.

El agua no tratada puede enfermarlo; además, si tiene un mal olor o sabor, es posible que contenga sustancias químicas tóxicas, metales pesados y gérmenes que provocan enfermedades tales como disentería, fiebre tifoidea y hepatitis.

Antes de usar agua que está al aire libre para beber, preparar alimentos o para lavarse, reduzca el peligro haciendo lo siguiente:

  • Cuélela. Haga colar el agua a través de varias capas de toallas de papel, un trapo limpio o un filtro de café para eliminar cualquier sustancia flotante.
  • Hiérvala. En una olla o cacerola grande, haga hervir el agua por un minuto. Deje que se enfríe. Para mejorar el sabor antes de beberla, use dos recipientes limpios para pasar el agua de un recipiente al otro; repita esto varias veces.
  • Agréguele cloro. Utilice cloro doméstico que contenga de 5,25 a 6,0% de hipoclorito de sodio (aparece en la etiqueta) como único ingrediente activo; añada 16 gotas (1/8 de cucharadita) por galón (aprox. 4 litros) de agua en una olla o cacerola grande. Revuelva y deje reposar por 30 minutos. Si el agua no tiene un leve olor a cloro, repita el procedimiento con la misma dosis y deje reposar por 15 minutos. Si todavía no huele a cloro, busque otra fuente de agua y repita todo el procedimiento.
  • Destílela. Llene una olla hasta la mitad con agua. Amarre una taza del asa de la tapa de la olla de tal manera que la taza quede colgando parada dentro de la olla cuando dé vuelta la tapa. La taza no debe tocar el agua. Haga hervir el agua por 20 minutos. El agua que gotee desde la tapa y caiga en la taza estará destilada.

Ninguno de estos métodos es perfecto. La mejor solución es utilizarlos todos. Hervir y agregar cloro al agua matará la mayoría de los microbios, pero no eliminará otros contaminantes, tales como metales pesados, sales y la mayoría de los compuestos químicos. La destilación matará y eliminará la mayoría de los contaminantes restantes.

Información del www.redcross.org

About these ads

Leave a comment

Filed under Camino a Gosén

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s